jueves, 3 de octubre de 2013

Compite Pemex por barcazas


En el mercado de las barcazas altamente especializadas para operaciones petroleras de exploración y explotación en aguas profundas, Pemex que dirige Emilio Lozoya Austin tendrá que competir por la compra de estas unidades. En Pemex ya realizaron varios pedidos y en acuerdos con empresas de Singapur buscan garantizar la llegada de este tipo de embarcaciones cuando la reforma al sector de la energía permita catapultar la producción en aguas profundas. Un dato ilustra la dimensión e importancia de este mercado para las empresas petroleras. En el mundo operan al menos 187 de este tipo de embarcaciones y en espera de ser entregadas sólo se tiene el registro de 43 y allí deben estar incluidas las solicitadas por Pemex. Se trata de un mercado calculado en 30 mil millones de dólares y al menos el cuatro por ciento se destina a la construcción de nuevas unidades.

Telecomunicaciones, estratégicas para mineras


En plenos yacimientos mineros, las principales compañías del sector extractivo – de capital nacional y extranjero (principalmente canadiense) – realizan inversiones estratégicas y no precisamente en exploraciones o explotación de minerales. No importa que los precios de los commodites como oro y plata atraviesen por una verdadera montaña rusa en función de la demanda de valores refugio o de la búsqueda de rendimientos en mercados emergentes. Compañías como Peñoles de Alberto Bailléres, Grupo México de Germán Larrea y Frisco de Carlos Slim está contribuyendo al crecimiento de dos dígitos en el sector de las telecomunicaciones. La noticia es que el sector minero instala antenas para contar con señales de telecomunicaciones en cualquier sitio de sus operaciones, sin importar la distancia o la profundidad. Ahora, la posibilidad de incrementar la conectividad de sus operaciones y administración promete a las compañías del sector extractivo tomar decisiones en tiempo real que ya les reportan ganancias. Todo gracias a las telecomunicaciones. Ahora, el reto es para las autoridades del Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFETEL) que deberán acelerar, por cierto, la competencia para reducir los costos de conectividad en cualquier parte del país. En sectores como en el de la minería es claro, por lo tanto, la relevancia de las telecomunicaciones.  La productividad, entonces, no es una frase hecha cuando se asegura que las telecomunicaciones contribuyen al crecimiento del Producto Interno Bruto. La canadiense Goldcorp que preside Ian Telfer, con inversiones en México por más de 2,500 millones de dólares, también considera estratégicas las inversiones en tecnologías de la información y en telecomunicaciones. Imagine usted la relevancia de la comunicación en las profundidades de una mina con yacimientos clave para el gigante canadiense de la minería. No es gratuito, por supuesto, que en el Consejo de Administración de Goldcorp aquí en México participe Blanca Treviño, presidenta de Softek.
Y en medio de esta euforia por las telecomunicaciones, la compañía especializada en tecnologías de la información, Global Net Solutions trajo aquí la representación de la compañía australiana Retriever Communications que ha desarrollado soluciones integrales para la industria minera.  Fue Jorge Reyes, director de Global Net Solutions, quien logró traer la representación de la firma australiana a México y no sólo buscará llevar los productos de su nuevo socio al sector minero sino también al de la energía, en donde ya se da como un hecho que no sólo Pemex será el gran cliente para este tipo de servicios a distancia sino que los proveedores estadounidenses llegarán con inversiones de largo plazo una vez que se aprueben las modificaciones constitucionales. Global ya se encuentra en pláticas con las principales empresas mineras del país para la entrega de servicios y software especializado para la gestión de la producción del sector extractivo en tiempo real.
Por cierto, para fortalecer el argumento, de acuerdo con la consultoría que dirige Ernesto Piedras, The Competitive Intelligence Unit, el sector de las telecomunicaciones, a pesar de los problemas que enfrentó la economía, generó recursos por más de 16,000 millones de dólares y creció 7.7 por ciento hasta el primer trimestre y en términos anuales.

viernes, 12 de julio de 2013

Gasoductos, más que piedras en el camino/El conflicto por el Proyecto Integral Morelos


La revolución del Shale Gas está cambiando el mapa geopolítico de la energía en el continente. En México, las inversiones en gasoductos se han convertido en una prioridad porque es necesario traer de Estados Unidos el energético que se considera el más barato del mundo.  La reforma al sector de la energía podría darle a México la posibilidad de aprovechar el Shale Gas que, hasta ahora, no se puede extraer por falta de recursos.
Por ello, el desarrollo de esta infraestructura es fundamental pero no se concreta tan rápido como lo desearían las autoridades de Pemex que dirige Emilio Lozota Austin o de la Comisión Federal de Electricidad a cargo de Francisco Rojas.
En la zona centro del país, el llamado Proyecto Integral Morelos (PIM) incluye contratos con las españolas Abengoa que en México opera bajo la responsabilidad de Enrique Barreiro  y con Elecnor que preside Juan Landecho.
El desarrollo de dos centrales termoeléctricas en la comunidad de Huesca  y un gaseoducto se enfrenta a problemas vinculados con la inconformidad de algunas comunidades cercanas a la zona en la que se introducirán los ductos para el transporte de gas natural. Abengoa y Elecnor son empresas expertas en obras de ingeniería de alto nivel pero no han logrado cerrar la pinza de la llamada “licencia social” y los conflictos para el tendido del gaseoducto representan complicaciones para su obra.
El contrato para la construcción de la termoeléctrica se cerró en 440 millones de dólares para Abengoa y en 175 millones de dólares para Elecnor. El conflicto se encuentra en que cada hora de retraso significa incremento en el costo y en el financiamiento. ¿Quién pagará por ello? Ya la Auditoría Superior de la Federación que representa Javier Portal ha advertido sobre este problema.
El gasoducto de 160 kilómetros que se construirá en los estados de Tlaxcala que gobierna Mariano González, Puebla bajo la responsabilidad de Rafael Moreno Valle y Morelos en donde el Poder Ejecutivo lo encabeza Graco Ramírez ha despertado la preocupación de los ejidatarios y habitantes de las zonas aledañas al proyecto.  Y aunque el gas natural ha demostrado que constituye un combustible seguro, legisladores sostienen que en las comunidades no se informó adecuadamente. A nivel municipal, se argumenta, que tampoco se notificó sobre los estudios de impacto ambiental con los que debe contar este proyecto. Ya se acumulan varios meses de retrasos y aunque la CFE asegura que ya se modificó el trazo por el cual se construirá el gasoducto, la inconformidad sigue presente a causa de una mala gestión ante la comunidad e información oportuna sobre los riesgos y beneficios del proyecto.
Anote usted que la CFE habría demando ya a un grupo de ejidatarios por su oposición a la obra. La cantidad que estaría demandando la CFE asciende a 50 millones de dólares.

miércoles, 10 de julio de 2013

Vivienda y autopistas, ¿en qué se parecen?


¿Qué tienen en común las desarrolladoras de vivienda vertical URBI, GEO y SARE con las desparecidas concesionarias de carreteras Tribasa y GMD y hasta con ICA?
En primer lugar, los dos grupos de empresas con actividad en el sector de la construcción crecieron al amparo de programas de gobierno impulsados por políticas públicas. La vivienda y la construcción de carreteras concesionadas que, en su momento, se convirtieron en motor de la economía.
conavi
En segundo lugar, contaban con ingresos garantizados: los subsidios y las cuotas de peaje. El problema, en el caso de las constructoras de autopistas concesionadas, fue que los sobre costos asociados a los proyectos – debido a que no se calcularon adecuadamente los derecho de vía, por sólo mencionar un factor – incrementaron el valor total de las inversiones complicando el retorno del capital invertido y que, por cierto, ya se había comprometido en emisiones de deuda o bursatilizaciones de activos.
En el caso de las desarrolladoras de vivienda, su modelo de negocios contemplaba la compra de reservas territoriales para construir el mayor número posible de viviendas sin preocuparse por el desarrollo de proyectos integrales y sustentables: complejos habitacionales con transporte y servicios públicos adecuados y en zonas cercanas a centros de trabajo.
El INEGI calcula que más de 5 millones de viviendas en el país se encuentran abandonadas cuya ubicación no cumplió con esas condiciones.
Tanto en el caso de las constructoras de carreteras como en el de las desarrolladoras de vivienda, el modelo de negocios que las impulsó las convirtió en grandes controladoras de activos que asumieron pasivos, grandes deudas cuyo costo aumentó a la par de los problemas que enfrentaron para comercializar las casas construidas.
Ahora,  como lo hizo ICA al transformarse radicalmente – financiando proyectos en específico y no a una controladora. La presa La Yesca en Nayarit, por ejemplo – las desarrolladoras de vivienda, aquellas que tengan finanzas sanas como es el caso de ARA que dirige Germán Ahumada, podrán acceder a emisiones de deuda a largo plazo como los Certificados de Capital para el Desarrollo (CKD´s). De esta forma, contarán con recursos para impulsar grandes complejos de vivienda sin aumentar su apalancamiento pero también ofreciendo cuentas de cada acción corporativa y comercial. NAFIN que dirige Jaques Rogozinski junto con la Sociedad Hipotecaria Federal bajo la responsabilidad de Jesús Alberto Cano Vélez.
Les podemos adelantar que la banca acreedoras de las desarrolladoras de vivienda en problemas está descubriendo grandes problemas de orden contable en los balances de estas compañías. Algo parecido a lo que sucedió con las concesionarias de autopistas de cuota.


Los acuerdos entre FEMSA y la CONAGUA



Para Coca-Cola Femsa (KOF) que preside José Antonio Fernández Carbajal  su crecimiento en América Latina no sólo depende de los buenos acuerdos a los que llegue con Atlanta que le darán, previo acuerdo de sus accionistas, preferencia en la compra de plantas embotelladoras en la región; el ritmo de su expansión tampoco enfrenta problemas financieros porque el manejo de sus pasivos ha sido prudente y estratégico. Los desafíos de la controladora mexicana de embotelladoras en América Latina tienen que ver con el acceso a sus insumos estratégicos y, precisamente, en esa categoría se encuentra el agua. Es por ello, que al frente de KOF, su director Carlos Salazar Lomelín, se ha ocupado de cerrar las pinzas necesarias para garantizar el suministro a sus plantas, no sólo en México sino también en Sudamérica.
Coca Cola Femsa2

A través de varias concesiones para el aprovechamiento de agua, KOF cuenta con este liquido en varías de sus instalaciones estratégicas. Por ejemplo, en el estado de Tlaxcala, en la región de Apizaco, la embotelladora tiene la posibilidad de extraer hasta un millón 788 mil metros cúbicos al año. La demanda del líquido en la planta de Apizaco ha sido menor a ese volumen. El problema es que en la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) que encabeza David Korenfeld establece que sí durante dos años consecutivos no se utiliza el líquido entonces la autoridad en este sector procederá a ajustar el volumen autorizado.
Por ello, el director de KOF llegó a un acuerdo con la CONAGUA para que el volumen que no sea extraído para el consumo de la planta de Apizaco pueda ser transportado a otras plantas, convenio que se asentó en la concesión. En Veracruz, KOF también tendría la misma posibilidad.
En algunas poblaciones, sin embargo, éste tipo de acuerdos entre KOF y la CONAGUA no son muy bien vistos porque no siempre la infraestructura hidráulica de la zona se encuentra en las mejores condiciones para responder a las demandas de la comunidad. KOF enfrenta el reto, bajo estas circunstancias, de presentarse como un vecino responsable y por ello desarrollo junto con el equipo de Korenfeld en la CONAGUA proyectos para impulsar la sustentabilidad en el manejo de los mantos que abastecen el vital líquido en la zona.
En Brasil, en donde la controladora mexicana acaba de sumar a sus activos las plantas de la compañía Fluminense de Refrigerantes, la situación es muy distinta porque KOF debe jugar las reglas diseñadas para los jugadores extranjeros. Para empezar, sólo las compañías locales pueden explotar mantos acuíferos. Así que, mientras las compra de Fluminense se mantiene en autorización del organismo antimonopolios de Brasil, el Conselho Admnistrativo de Defensa Económica, KOF sigue analizando los esquemas en ese país para garantizar el suministro de agua para la elaboración de sus bebidas carbonatadas y todos sus procesos.